Palacio Magdalena Personas con movilidad reducida

Palacio Adaptado a Personas con Movilidad Reducida

El Palacio de la Magdalena es un lugar que Las Personas con Movilidad Reducida (PMR) pueden visitar con todas las facilidades y comodidades y sin ningún tipo de inconveniente. 

Las Personas con Movilidad Reducida (PMR) pueden subir en coche hasta el Palacio y aparcar en la misma explanada, siempre que se avise previamente. Se puede entrar al mismo a través de una rampa con una inclinación superior al 20% de desnivel, la entrada tiene un ancho libre de paso de 1,05 m, esta puerta se puede abrir con solicitud previa y se accede a la planta -1 del Palacio, donde a través del ascensor se puede visitar el resto del edificio.

El Palacio cuenta con un itinerario accesible ya que todas las puertas de las estancias tienen de media un ancho libre de paso, adecuado para la circulación y maniobra de usuarios de silla de ruedas, de 1,75 m. 

En lo referente a los aseos, el Palacio cuenta con dos cabinas adaptadas, una para hombre y otra para mujeres, situadas en la planta -1 a la que se llega mediante el ascensor. 

La puerta general de los aseos es de vidrio opaco, permanece siempre abierta y tiene un ancho libre de paso de 76 cm. La puerta de la cabina se abre hacia fuera y cuenta con 78 cm de ancho. 

En su interior, en el aseo, cuenta con espacio libre de giro de 1,50 m de diámetro, inodoro con espacio de transferencia superior a 80 cm. y barra de apoyo abatible en el lado contrario al de acercamiento. Además, el lavabo está fuera de la cabina adaptada, con un espacio libre de paso de 68 cm. y grifo monomando

En cuanto a las Caballerizas Reales se accede mediante una rampa con una pendiente aproximada del 10% de desnivel. El edificio también cuenta con aseos adaptados en las zonas de uso común. 

Como hemos visto, El Ayuntamiento de Santander sigue favoreciendo el acceso de las personas con discapacidad a los centros municipales, espacios culturales, de ocio y principales atractivos turísticos de la ciudad como fuentes fundamentales de acceso a la cultura, la formación y el ocio, como establece la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Comments are closed.