Figuras secretas en la Península de la Magdalena

¿Alguna vez has ido paseando por la Península de la Magdalena y te has encontrado figuras talladas en algunos árboles?

El Palacio de la Magdalena ha confirmado que hay vida más allá de la muerte, uno de los jardineros de la antigua propiedad real ha conservado los árboles que han muerto transformando el tocón de ellos en obras de arte talladas en madera.

Los jardines de la Magdalena cuentan con 24 hectáreas y cientos de árboles, Rogelio Verdeja, cuida de todos ellos, incluso de aquellos que se han caído o han sufrido fuertes temporales, diseñando pequeñas figuras talladas que emergen de sus raíces y despiertan el interés y la atención de numerosas personas que pasean por el entorno de la Península Magdalena.

Verdeja lleva trabajando 21 años ofreciendo sus servicios de jardinería y moldeando los tocones con navaja y formón, demostrando su pasión por el trabajo de la madera. En su tiempo libre crea figuras y bastones para su disfrute personal, y ahora ha encontrado la manera de hacerlo para el disfrute del público que decide disfrutar de un paseo por los jardines del Palacio.

Las figuras talladas que más suelen gustar a los paseantes suelen ser, un asiento con respaldo tallado, creado en el tocón de un aylanthus de 30 años que cayó por los temporales invernales y un pingüino.

Si todavía no has descubierto este mini museo natural de figuras talladas en madera, ven a visitarnos y descubre todas las obras de Rogelio Verdeja mientras disfrutas de un paseo por los jardines del Palacio de la Magdalena.

¿Si tuvieras que crear una figura tallada en madera, qué diseñarías?

Comments are closed.