El Paraninfo de la Magdalena acoge la ceremonia de entrega de la Medalla de Oro de la ciudad al Instituto Santa Clara

Gema Igual ha entregado la distinción al director del centro y ha felicitado a todos los profesores que “han dedicado parte de su vida a ir más allá de enseñar, a crear pasiones y a vislumbrar vocaciones”

El Ayuntamiento de Santander ha distinguido este jueves con la Medalla de Oro de la ciudad al Instituto Santa Clara, un reconocimiento a la aportación educativa que el centro ha realizado durante sus más de 180 años de historia.

La alcaldesa, Gema Igual, ha entregado la distinción al director del centro educativo, Silvino Corada, a quien le ha trasladado la felicitación de todos los miembros de la Corporación santanderina, que por unanimidad decidieron poner en valor el trabajo de todos los profesores que “han dedicado parte de su vida a ir más allá de enseñar, a crear pasiones y a vislumbrar vocaciones” a los miles de alumnos que han pasado por las aulas de este centro de enseñanza.

Gema Igual, alcaldesa de Santander, entregando la medalla al director del instituto Santa Clara, Silvino Corada

Durante el acto, que se ha desarrollado en el Paraninfo de la Magdalena con las medidas de seguridad y aforos requeridos en la actual crisis sanitaria generada por la covid-19, la regidora ha puesto en valor los importantes méritos de esta institución académica que tiene además el reconocimiento de Centro Histórico Educativo de Cantabria y que fue el primer instituto de la comunidad.

En su discurso, Igual ha afirmado que “el Instituto Santa Clara forma parte de Santander tanto como Santander forma parte del Instituto Santa Clara” y que desde la fundación del Monasterio de Santa Clara, a finales del siglo XIII, este inmueble “ocupó un privilegiado espacio dentro de la fisonomía de la entonces villa, que lo ha conservado hasta día de hoy”.

Además de despuntar por “la calidad de la enseñanza y por ser un brillante centro cultural”, el Instituto Santa Clara ha visto crecer a números alumnos que más tarde alcanzaron fama y prestigio, como fueron los doctores Marañón, Barreda y Ferrer de la Vega y Ortiz de la Torre; los escritores José María Pereda, Gerardo Diego, Marcelino Menéndez Pelayo, Manuel Llano, Matilde Camus y José del Río Sainz; los biólogos Enrique Rioja y Augusto González Linares; poetas como Amós de Escalante, León Felipe y José Ciria; prehistoriadores como Marcelino Sanz de Sautuola y Hermilio Alcalde del Río; el pintor Gutiérrez Solana y el cardenal Herrera Oria, entre otros.

La alcaldesa ha dado las gracias a la actual directiva, así como a sus predecesoras por “mantener a lo largo de su historia el centro como un museo vivo que está a disposición de la ciudad y que representa uno de los pilares de la historia de los santanderinos” y ha dedicado unas palabras a los casi 1.500 alumnos que tiene hoy el centro (1.463), a los 140 profesores y a Antonio de los Bueys, que se jubiló el pasado agosto y contribuyó activamente con la puesta en valor del centro como museo y la conservación de su patrimonio.

“Hoy es un día importante para la ciudad, porque el Instituto Santa Clara forma ya parte de esa larga lista de instituciones distinguidas con esta preciada medalla, símbolo de la admiración y el agradecimiento de los santanderinos a su enorme legado a nuestro patrimonio, nuestra cultura y nuestra propia identidad”, ha afirmado.

Por su parte, el director del centro, Silvino Corada, ha agradecido la distinción y entrega del máximo reconocimiento de la ciudad al centro y ha asegurado que recoger la Medalla de Oro suponía para él “un merecido honor y una enorme responsabilidad”.

La Medalla de Oro es uno de los mayores reconocimientos que contempla el Reglamento de Títulos, Honores y Distinciones del Consistorio santanderino. Se otorga como recompensa a aquellas personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, que se hayan distinguido en cualquier rama de la cultura, el espectáculo, el deporte, la ciencia, la economía, la acción social o la comunicación por una larga trayectoria de servicios eminentes y excepcionales a la ciudad.

Comments are closed.