De recreo en La Magdalena

Escolares de quince colegios de Santander celebraron el centenario del Palacio de la Magdalena con una jornada de convivencia poco habitual.

«¡Mira, es un robot! como en las películas», gritaba emocionado uno de los 1500 escolares -de tres a doce años- de quince colegios de Santander que participaron ayer en los actos conmemorativos del Palacio de la Magdalena, organizados por el Ayuntamiento de Santander. Se encontraba ante el robot antiexplosivos AUNAV 69 del Cuerpo Nacional de Policía. Durante unos minutos los más pequeños se convirtieron en bomberos, jardineros, médicos, policías e incluso en príncipes y princesas. Conocieron de cerca las labores que desempeña las Fuerzas de Seguridad. Subieron a sus vehículos y quedaron perplejos al ver moverse al robot. «¿Y esto sirve para desactivar bombas? Es como un coche teledirigido», comentaba un niño. Mientras, una valiente se subía a la moto de la Policía y hacía sonar la sirena.

Desde las diez de la mañana y hasta las dos de la tarde, disfrutaron de un singular recreo en el recinto de La Magdalena, ayer convertido en lo más parecido a un parque de atracciones donde no faltaron los animales, los castillos hinchables y las tirolinas. En definitiva, una jornada de convivencia llena de aventura, novedad y entretenimiento.
«Lo que más nos ha gustado son las habitaciones del Palacio, son preciosas. Era como estar en un cuento», «a mí las fotos que había en uno de los cuartos», dicen emocionadas dos niñas. Y es que entre los actos programados se encontraba una visita exprés al Palacio, en la que se les explicó los usos de las diferentes salas, tanto en la actualidad como en la época en la que Alfonso XIII ocupaba las dependencias.
Un representante de cada colegio se encargó de plantar una encina como símbolo de los cien años de historia del Palacio. Algunos escolares contaron con la ayuda del alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, que también participó en la jornada junto a la concejala de Turismo, Gema Igual.
Socorrismo
Por otro lado, en el monumento a Félix Rodríguez de la Fuente se organizaron talleres impartidos por los empleados de parques y jardines. Dentro del recinto de Protección Civil, se organizaron prácticas de socorrismo y primeros auxilios, pero las miradas estaban centradas en uno de los atractivos del programa: la tirolina. Los mayores hasta pudieron dar un paseo en la lancha de salvamento. En colaboración con SEO/BirdLife y con motivo del Día Mundial de la Biodiversidad, se explicaron las actuaciones de mejora ambiental que se han realizado en la península de La Magdalena y los escolares pudieron observar una charca con anfibios que se ha recuperado.
Uno de los momentos más divertidos se produjo en el zoo donde los empleados municipales dieron de comer a las focas. Un espectáculo que dejó a los más pequeños alucinados con la inteligencia de los animales. «Qué rápido nadan, saben que les van a dar de comer», decía uno de los escolares.
De la Serna explicó que el objetivo de esta iniciativa es que todos los santanderinos, y especialmente los más pequeños, sepan lo que ha significado el Palacio de La Magdalena para Santander durante sus 100 años de historia. «Queremos también que sean conscientes de lo que supone a día de hoy para la ciudad este espacio, que es el más visitado de Cantabria y que, de residencia veraniega de la Familia Real, se ha transformado en un lugar que es disfrutado por todos y en el que se llevan a cabo actividades muy diversas», remarcó. Los actos principales del Centenario tendrán lugar los días 8 y 9 de septiembre.
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *